miércoles. 17.04.2024
Cómo seguir compartiendo Netflix con personas que viven fuera de tu hogar
Cómo seguir compartiendo Netflix con personas que viven fuera de tu hogar

Desde el pasado mes de octubre, Netflix ha tomado medidas significativas en su estrategia de precios y políticas de suscripción, tanto en España como en el resto del mundo.

Además, la decisión de ajustar al alza los precios de sus planes de suscripción y restringir la compartición de cuentas a personas que no residan en el mismo hogar ha generado un debate en la comunidad de usuarios. Sin embargo, es importante destacar que estos cambios no se limitaron únicamente a los precios, sino que también incluyeron la introducción de tres opciones de planes: el plan 'Estándar con anuncios', el plan 'Estándar', y el plan 'Premium'. Consciente de que la compartición de cuentas fuera del mismo hogar era una realidad que no estaban capitalizando, la compañía optó por bloquear esta opción y lanzar el plan Premium, que por 17,99 €, con hasta dos suscriptores extra por 5,99 € cada uno.

LA SOLUCIÓN IDEAL PARA DIVIDIR GASTOS ENTRE ROOMIES, FAMILIA Y AMIGOS

Con Netflix, los administradores de cuentas tienen la opción de añadir hasta dos miembros adicionales, lo que permite reducir el importe de la suscripción mensual. Esta práctica está permitida en el plan Premium y puede llevarse a cabo mediante un enlace de invitación o compartiendo la contraseña, aunque ahora Netflix supervisa estas acciones. Sin embargo, plataformas como Sharingful, que actúa de intermediaria entre los usuarios que desean compartir sus suscripciones digitales, continúan facilitando este proceso, ayudando a encontrar a estos miembros adicionales y gestionando los pagos, lo que libera al administrador de cualquier preocupación al respecto.

CÓMO COMPARTIR CUENTAS DE FORMA SEGURA Y LEGAL

Sharingful es un servicio que permite compartir cuentas de streaming con otras personas. Significa que es posible dividir el importe de una suscripción con amigos o familiares, ahorrando así mucho dinero en el proceso.

La plataforma tiene una característica única: divide el costo de la suscripción entre los miembros de un grupo en lugar de que cada uno pague el precio completo. Esto significa que cada persona paga una parte del total, lo que resulta en un ahorro significativo para todos. Con esta dinámica, es posible acceder a múltiples servicios de streaming por un precio mucho más bajo. Además, la plataforma se encarga de manejar todos los pagos y cobros de forma segura, eliminando cualquier preocupación al respecto.

La plataforma ofrece suscripciones semestrales y anuales, lo que implica simplemente que el usuario haya de asegurarse de tener los fondos necesarios en el método de pago cada 6 o 12 meses. Esto simplifica la gestión y, además, cuanto más larga sea la suscripción, más podrás ahorrar al reducir los costos. Todos los pagos en Sharingful son automáticos y se realizan mediante tarjeta de crédito o débito. El primer pago se efectúa al aceptar la solicitud por parte del administrador de la familia. A partir de entonces, los pagos son recurrentes para cada período renovado. El dinero se entrega al usuario administrador al finalizar un período, garantizando la seguridad y previniendo posibles estafas. Por todo ello, Sharingful es la opción más conveniente y eficiente para la compartición de gastos entre amigos, familiares o compañeros de casa. De hecho, 80.0000 usuarios en España ya se benefician de la plataforma pudiendo ahorrar 30 € cada mes y más de 350 € al año.

'Es evidente que el sector del streaming está atravesando un período de ajuste, y movimientos como estos están claramente destinados a maximizar las ganancias de las plataformas involucradas. Nuestra plataforma ofrece una visión detallada de estos cambios, adaptándose mejor a las demandas del consumidor, añade Guillem Vestit, CEO y cofundador de Sharingful. Y es que, la plataforma simplifica la compartición de suscripciones digitales con su interfaz intuitiva y fácil de usar. Prioriza la seguridad y privacidad del usuario mediante medidas robustas. Ofrece gestión centralizada para agregar o quitar accesos, compatible con diversas plataformas y proporciona herramientas de monitoreo de uso para una distribución equitativa de costes. Además, se adapta a las preferencias individuales, reconociendo la diversidad de intereses de los usuarios.

80.000 USUARIOS

Además, en Sharingful no se limitan a las típicas suscripciones de entretenimiento; amplían sus fronteras al posibilitar compartir suscripciones relacionadas con el bienestar como Headspace, la educación con Duolingo y la productividad con Canva o Microsoft entre otras muchas opciones. Su plan de negocio para este año se centra en la expansión demográfica, siendo uno de sus principales objetivos del 2024 la apertura de nuevos mercados en Europa y otros internacionales, consolidando así la presencia de Sharingful en el continente. Según explican desde la compañía, desde su lanzamiento en 2021 cuentan ya con 80.000 usuarios, actualmente han triplicado la facturación respecto del año anterior y además prevén expandir su comunidad a lo largo del año hasta los 140.000.

Cómo seguir compartiendo Netflix con personas que viven fuera de tu hogar