miércoles. 17.04.2024
¿Cómo saber si tu startup es rentable? Aprende a calcular el break even o punto muerto
¿Cómo saber si tu startup es rentable? Aprende a calcular el break even o punto muerto

¿Qué es el break even y cómo calcularlo para una startup?

Si tienes una startup o estás pensando en crear una, seguramente te interesa conocer el break even de tu negocio. Se trata de un concepto clave para evaluar la rentabilidad y la viabilidad de tu proyecto, ya que indica el nivel de ventas o ingresos que necesitas alcanzar para cubrir todos tus costes y empezar a generar beneficios. En este post te explicamos qué es el break even, cómo se calcula y cómo puedes optimizarlo para mejorar el rendimiento de una startup.

 

¿Qué es el break even?

El break even, también conocido como umbral de rentabilidad, es el punto de equilibrio entre los ingresos y los costes de una empresa. Es decir, es el momento en el que los ingresos por ventas son iguales a los costes totales (fijos y variables) de producir y comercializar el producto o servicio. A partir de este punto, la empresa empieza a obtener beneficios, ya que cada unidad vendida genera un margen positivo. Por el contrario, si la empresa vende por debajo del break even, incurre en pérdidas, ya que no puede cubrir todos sus costes.

El break even es un indicador muy útil para las startups, ya que les permite conocer el nivel mínimo de actividad que deben alcanzar para ser rentables, así como el riesgo y la incertidumbre asociados a su proyecto. Además, les ayuda a tomar decisiones estratégicas sobre aspectos como el precio, el coste, el volumen, la inversión o el financiamiento de su negocio.

¿Cómo se calcula el break even?

Para calcular el break even de una startup, se necesita conocer los siguientes datos:

  • Coste fijo total (CFT): es el coste que no depende del nivel de producción o ventas, sino que se mantiene constante independientemente de la actividad de la empresa. Por ejemplo, el alquiler, los salarios, los impuestos, etc.
  • Coste variable unitario (CVU): es el coste que varía en función del nivel de producción o ventas, es decir, que depende del número de unidades producidas o vendidas. Por ejemplo, el coste de las materias primas, el embalaje, el transporte, etc.
  • Precio de venta unitario (PVU): es el precio al que se vende cada unidad del producto o servicio.
  • Unidades vendidas (Q): es el número de unidades del producto o servicio que se venden en un periodo determinado.

Con estos datos, se puede obtener el break even mediante la siguiente fórmula:

Donde:

  • QBE: es el número de unidades vendidas que corresponden al break even.
  • CFT: es el coste fijo total.
  • PVU: es el precio de venta unitario.
  • CVU: es el coste variable unitario.

Esta fórmula se basa en la idea de que el ingreso total (IT) de la empresa es igual al precio de venta unitario multiplicado por el número de unidades vendidas, es decir, IT = PVU * Q. Y que el coste total (CT) de la empresa es igual al coste fijo total más el coste variable unitario multiplicado por el número de unidades vendidas, es decir, CT = CFT + CVU * Q. Por tanto, el break even se produce cuando el ingreso total es igual al coste total, es decir, IT = CT.

Veamos un ejemplo numérico. Supongamos que una startup tiene un coste fijo total de 10.000 €, un coste variable unitario de 5 € y un precio de venta unitario de 10 €. ¿Cuántas unidades debe vender para alcanzar el break even?

Aplicando la fórmula, tenemos que:

Esto significa que la startup debe vender al menos 2.000 unidades para cubrir todos sus costes y empezar a generar beneficios. Si vende más de 2.000 unidades, obtendrá un beneficio de 5 € por cada unidad adicional. Si vende menos de 2.000 unidades, tendrá una pérdida de 5 € por cada unidad que le falte.

¿Cómo optimizar el break even?

Una vez que se conoce el break even de una startup, se puede trabajar para optimizarlo y reducirlo, de forma que se pueda alcanzar la rentabilidad con un menor nivel de ventas o ingresos. Para ello, se pueden seguir algunas estrategias, como las siguientes:

  • Reducir los costes fijos: se trata de disminuir los gastos que no dependen del nivel de actividad de la empresa, buscando alternativas más económicas o eliminando los que no sean imprescindibles. Por ejemplo, se puede negociar el alquiler, externalizar algunos servicios, aprovechar las subvenciones, etc.
  • Reducir los costes variables: se trata de disminuir los gastos que dependen del nivel de producción o ventas, buscando formas de mejorar la eficiencia y la productividad de la empresa. Por ejemplo, se puede negociar con los proveedores, mejorar los procesos, utilizar tecnología, etc.
  • Aumentar el precio de venta: se trata de incrementar el valor percibido del producto o servicio, de forma que el cliente esté dispuesto a pagar más por él. Para ello, se puede diferenciar el producto, ofrecer una mayor calidad, mejorar el servicio al cliente, etc.
  • Aumentar el volumen de ventas: se trata de incrementar el número de clientes o el número de compras por cliente, de forma que se genere más ingresos. Para ello, se puede ampliar el mercado, diversificar el producto, hacer promociones, fidelizar al cliente, etc.

Conclusión

El break even es el punto de equilibrio entre los ingresos y los costes de una startup, que indica el nivel mínimo de ventas o ingresos que se necesita para cubrir todos los costes y empezar a generar beneficios. El break even se puede calcular mediante una fórmula matemática QBE = CFT / (PVU - CVU), donde QBE es el número de unidades vendidas, CFT es el coste fijo total, PVU es el precio de venta unitario y CVU es el coste variable unitario.

El break even se puede optimizar y reducir mediante estrategias como reducir los costes fijos y variables, aumentar el precio de venta y aumentar el volumen de ventas.

¿Cómo saber si una startup es rentable? Aprende qué es y cómo calcular el break even