jueves. 13.06.2024
Design thinking: qué es
Design thinking: qué es

El design thinking es una metodología de resolución de problemas que se centra en las necesidades y experiencias de los usuarios. A través de un enfoque iterativo y colaborativo, busca generar soluciones innovadoras que sean deseables desde el punto de vista del usuario, técnicamente factibles y viables para el negocio.

DICCIONARIO DE MURCIASTARTUP: TODAS LAS DEFINICIONES

¿Qué es el design thinking?

El design thinking es un proceso que combina empatía por el contexto de un problema, creatividad en la generación de ideas y soluciones, y racionalidad para analizar y ajustar las soluciones a las condiciones del usuario final. Es utilizado por diseñadores de productos, servicios y procesos en todo tipo de industrias.

Fases del design thinking

  1. Empatizar: Comprender las necesidades y motivaciones de los usuarios.
  2. Definir: Establecer claramente el problema a resolver.
  3. Idear: Generar una amplia gama de ideas creativas.
  4. Prototipar: Desarrollar versiones iniciales de las soluciones propuestas.
  5. Testear: Probar y ajustar las soluciones con base en la retroalimentación de los usuarios.

Ejemplos de éxito con design thinking

  • Apple: La creación del iPhone, que revolucionó la industria de los smartphones.
  • Airbnb: La redefinición de su estrategia de negocio que llevó a un aumento significativo en sus reservas.
  • Banco IDEO: El rediseño de la experiencia bancaria, centrada en el cliente.

El design thinking no es solo una moda pasajera; es una herramienta poderosa para fomentar la innovación y el desarrollo de soluciones efectivas y centradas en el ser humano. Al aplicar este enfoque, las empresas pueden descubrir oportunidades ocultas y crear productos y servicios que realmente resuenen con sus usuarios.

Qué es y cómo se hace el design thinking: innovación centrada en el usuario