lunes. 24.06.2024

La firma murciana Agrosolmen, referente en la ingeniería del agua y descontaminación en el sector de la agricultura y la ganadería, y especializada en la ejecución integral de sistemas de riego, junto con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, a través del Grupo de Aquaporinas del Centro de Edafología y Biología Aplicada del Segura (CEBAS-CSIC), ha presentado las conclusiones del proyecto de investigación sobre el efecto de la tecnología EBD (equipos de equilibrio medioambiental, en sus siglas en inglés) en cebaderos.

Como explican desde Agrosolmen, la contaminación gaseosa que generan las granjas porcinas puede proceder de los animales y la descomposición del purín de los cerdos. Esto puede conducir a problemas ambientales, afectando la atmósfera, y la propia salud de los porcicultores. Así, contaminantes tales como amoníaco (NH3), dióxido de carbono (CO2) y sulfuro de hidrógeno (H2S) suelen ser los compuestos gaseosos más abundantes emitidos por los cebaderos.

"El objetivo de este proyecto de investigación ha sido comprobar la efectividad en reducción de emisiones contaminantes de los dispositivos EBDs en granjas de porcino. Para ello, se ha determinado la emisión de los gases de efecto invernadero en interior de granjas y se ha analizado la composición mineral de los purines con mediciones continuas durante tres meses", detalla Damián Soler, gerente de Agrosolmen.

REDUCCIÓN COMPROBADA

En una primera fase del estudio, las granjas de cerdos en Puerto Lumbreras y Huércal Overa donde se instalaron los dispositivos EBDs mostraron una reducción de CO2 de hasta un 11%. Respecto a los niveles de amoníaco, la bajada fue de media del 22%, y el sulfuro de hidrógeno registró una caída de entre el 21 y el 26%.

En una segunda fase, los módulos donde se dispusieron los dispositivos EBDs revelaron una reducción de CO2 de un 14-16%. En cuanto al NH3, este registró una bajada media del 37%, y el H2S experimentó una disminución con los EBDs de entre 13 y el 35%.

"En conclusión", afirman desde Agrosolmen, "podemos afirmar que los resultados de este amplio estudio demuestran la efectividad de los dispositivos EBDs en la reducción de los gases contaminantes de los cebaderos y purines". Esta efectividad "es mayor después de un ciclo de crecimiento de cerdos, de cinco a seis meses". 

Las diferencias observadas entre las dos ubicaciones del estudio "pueden deberse a las diferencias en temperaturas y vientos, aunque en líneas generales la homogeneidad es alta", destacan desde la firma. 

Por otro lado, "el no observar diferencias en los análisis químicos de los purines puede indicar que el efecto de los dispositivos EBDs provocan una disminución de la energía de las moléculas que las hace menos volátiles y reactivas".

LÍDERES EN TECNOLOGÍA EDB

Agrosolmen, empresa familiar fundada en 1995, se ha convertido en referente y proveedores de la nueva tecnología denominada EBD, totalmente sostenible dado que no necesita de energía. 

Los sistemas EBD aprovechan y equilibran los campos de energía presentes en el aire, el agua y el suelo, vigorizando a los microorganismos nativos para remediar los contaminantes orgánicos e inorgánicos y restaurando ecosistemas enteros a su estado natural original. No requiere productos químicos, requisitos de energía o consumibles.

El CSIC y Agrosolmen demuestran la efectividad de la tecnología EBD para reducir la...