lunes. 24.06.2024

Empresas tractoras

La estrategia de Iberdrola, un caso de estudio en Harvard

Iberdrola se ha convertido en un caso de estudio para Harvard. Los estudiantes de postgrado de la prestigiosa universidad estadounidense tuvieron la oportunidad de dialogar con el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, y de analizar las decisiones tomadas en los últimos 20 años que han marcado la estrategia de la compañía y su impulso hacia las energías limpias.

La jornada formaba parte del caso práctico 'Iberdrola, liderando la revolución energética' elaborado por el profesor Juan Alcácer, catedrático James J. Hill de Administración de Empresas de la Escuela de Negocios de Harvard y director del evento, que estuvo acompañado por Rebecca A. Karp, profesora adjunta de Administración de Empresas.

El análisis estudia el modelo de negocio de Iberdrola, que ha demostrado durante las últimas dos décadas su habilidad para vigilar constantemente las nuevas tecnologías y decidir estratégicamente cuándo invertir en ellas para alcanzar sus ambiciosos objetivos de descarbonización. El texto destaca el protagonismo de su presidente para impulsar el crecimiento de Iberdrola sobre los tres pilares de la compañía: el negocio de renovables, el de redes -con ingresos regulados y estables- y el de clientes, con soluciones personalizadas e innovadoras. 

El caso práctico también analiza la estrategia de futuro de la compañía eléctrica, la apuesta del grupo por las fuentes renovables, las redes y el almacenamiento de energía, así como su papel en la revolución del hidrógeno verde. Sobre esta última tecnología, al igual que ya hizo con las renovables, la compañía lidera el nuevo reto de la producción y el suministro de hidrógeno renovable. Se pone así al frente de esta nueva revolución y apoya la industria para reducir sus emisiones contaminantes.

En su intervención ante los alumnos en el Aldrich Hall de Harvard, Galán rememoró su pasado estudiantil, repasó el modelo de negocio y el vertiginoso cambio producido por una pequeña compañía local hasta convertirse en lo que hoy representa en el mundo

Iberdrola fue pionera en la inversión en renovables y esto permitió a la empresa posicionarse como líder para impulsar la industria eléctrica en la lucha contra el cambio climático. Desde que Galán fue nombrado consejero delegado de la compañía en 2001, las inversiones en renovables y redes superan los 130.000 millones de euros, y a este importe se sumarán 47.000 millones previstos hasta 2025.

Al examinar las decisiones reales y la estrategia adoptada por la empresa, y tener ocasión de hablar directamente con los altos directivos, los estudiantes de postgrado tuvieron la oportunidad de obtener una visión privilegiada que les ayudará en sus estudios y en sus futuras carreras profesionales.

IBERDROLA, LIDERANDO LA REVOLUCIÓN ENERGÉTICA

El nombramiento de Ignacio Galán como consejero delegado de Iberdrola permitió que la compañía pusiera en marcha una estrategia de crecimiento basada en la energía limpia y la reducción de sus emisiones antes de que nadie en el sector se hubiera comprometido con la transición energética. El tiempo ha demostrado que fue la decisión correcta. 

La compañía española ha pasado de ocupar en ese plazo la vigésima posición en el ranking global de compañías eléctricas a ser la tercera más grande del mundo por capitalización bursátil, multiplicando por cinco su tamaño y resultados. 

Iberdrola ha tenido que dejar de ser una empresa casi 100% española y convertirse en una compañía realmente global. Decidió entrar en otros países con altas calificaciones crediticias, regulaciones predecibles, marcos legales estables y administraciones comprometidas con la descarbonización, realizando inversiones seguras y a largo plazo. 

Ahora se ha convertido en la mayor compañía eléctrica de Europa y una de las tres principales del mundo por capitalización bursátil, líder en renovables, que abandera la transición energética hacia una economía baja en emisiones. El grupo suministra energía a cerca de 100 millones de personas en decenas de países y desarrolla sus actividades de renovables, redes y comercial en Europa (España, el Reino Unido, Portugal, Francia, Alemania, Italia y Grecia), Estados Unidos, Brasil, México y Australia y mantiene como plataformas de crecimiento mercados como Japón, Taiwán, Irlanda, Suecia y Polonia, entre otros.

La estrategia de Iberdrola, un caso de estudio en Harvard