sábado. 02.03.2024
Sam Altman
Sam Altman

El cofundador y exconsejero delegado de OpenAI, Sam Altman, ha anunciado que regresa a la empresa responsable de ChatGPT con una nueva junta directiva, después de haber sido despedido el pasado viernes por pérdida de confianza. El retorno de Altman se produce tras una carta firmada por el 97% de la plantilla de OpenAI que reclamaba su vuelta y la dimisión de la anterior junta. Además, Altman ha confirmado que seguirá trabajando con Microsoft, que le había fichado como vicepresidente de inteligencia artificial y responsable de la división de Azure AI.

¿Qué ha pasado con Sam Altman y OpenAI?

La semana pasada se produjo una de las noticias más sorprendentes del mundo de la inteligencia artificial: Sam Altman, el director ejecutivo de OpenAI, fue despedido por el consejo de administración por pérdida de confianza. Altman, que había sido uno de los impulsores de la transformación de OpenAI en una empresa con ánimo de lucro y de la asociación con Microsoft, fue acusado de no ser sincero con el consejo y de obstaculizar su capacidad de liderazgo.

El comunicado de OpenAI decía lo siguiente: "La salida del Sr. Altman se produce tras un proceso de revisión deliberante por parte de la junta, que concluyó que no fue consistentemente sincero en sus comunicaciones con la junta, lo que obstaculizó su capacidad para ejercer sus responsabilidades. La junta ya no confía en su capacidad para seguir liderando OpenAI".

@murciastartup Sam Altman, de OpenAI a Microsoft: el fichaje que puede cambiar el futuro de la inteligencia artificial #openai #chatgpt #microsoft #samaltman #elonmusk ♬ Calm LoFi song(882353) - S_R

 

Tras el despido de Altman, OpenAI nombró nuevo consejero delegado interino a Emmett Shear, cofundador y exconsejero delegado de Twitch, la popular plataforma de streaming de videojuegos que fue adquirida por Amazon en 2014. Shear se incorporó a OpenAI en 2020 como miembro de la junta directiva y ha participado activamente en el desarrollo de ChatGPT y otros proyectos de la compañía.

Pero la historia no termina ahí. Apenas unos días después de su salida de OpenAI, se confirmó que Altman había sido fichado por Microsoft como vicepresidente de inteligencia artificial y responsable de la división de Azure AI. Un movimiento estratégico por parte de la compañía de Redmond, que buscaba reforzar su posición en el mercado de la nube y de la inteligencia artificial, aprovechando la experiencia y los contactos de Altman en el sector.

¿Qué ha pasado ahora?

En las últimas horas se ha producido un giro inesperado en la situación de OpenAI y ChatGPT. Sam Altman ha anunciado que regresa a OpenAI como consejero delegado con una nueva junta directiva, formada por Bret Taylor (presidente), Larry Summers y Adam D'Angelo. De este modo, la nueva junta directiva de OpenAI incorpora al exconsejero delegado de Salesforce Bret Taylor y al exsecretario del Tesoro de Estados Unidos, Larry Summers, mientras que únicamente se mantiene Adam D'Angelo, cofundador y consejero delegado de Quora. Por su parte, salen del órgano Ilya Sutskever, cofundador y científico jefe de OpenAI, la empresaria Tasha McCauley y Helen Toner del Centro de Seguridad y Tecnología Emergente de la Universidad de Georgetown.

El retorno de Altman se produce tras una carta firmada por el 97% de la plantilla de OpenAI que reclamaba su vuelta y la dimisión de la anterior junta. Además, Altman ha confirmado que seguirá trabajando con Microsoft y que aprovechará su sólida asociación con la empresa de Nadella. También ha expresado su amor por OpenAI y su misión, y ha asegurado que todo lo que ha hecho en los últimos días ha sido para mantener unido al equipo.

Además del retorno de Altman, también regresa a la empresa Greg Brockman, otro de los cofundadores de la startup y presidente de esta hasta la semana pasada. Brockman ha anunciado que vuelve a OpenAI y que se pondrá "a codificar esta noche". Junto con él, han vuelto otros empleados de OpenAI que habían seguido a Altman a Microsoft.

¿Qué reacciones ha habido?

El anuncio del posible retorno de Altman a la dirección de OpenAI con una nueva junta directiva ha generado diversas reacciones en el mundo de la inteligencia artificial y la sociedad. Por un lado, el consejero delegado de Microsoft, Satya Nadella, quien ya había expresado su apoyo a Altman en cualquiera de los posibles escenarios, ha asegurado que se trata de "un primer paso esencial" hacia una gobernabilidad más estable de OpenAI. Nadella ha afirmado que espera aprovechar su sólida asociación con OpenAI y ofrecer el valor de esta próxima generación de IA a los clientes y socios.

Por otro lado, Emmet Shear, quien ya se presenta como "exconsejero delegado interino de OpenAI", ha mostrado su satisfacción con el resultado, "después de 72 horas de trabajo muy intensas". Shear ha indicado que este fue el camino que maximizó la seguridad además de hacer lo correcto por parte de todas las partes interesadas involucradas. Shear ha dicho que se alegra de haber sido parte de la solución.

Asimismo, Joshua Kushner, fundador de Thrive Capital, firma de capital riesgo con intereses en OpenAI, ha afirmado que "este es el mejor resultado para la empresa, sus empleados, quienes desarrollan sus tecnologías y el mundo en general". Kushner ha asegurado que no podría estar más emocionado de que Altman y Brockman regresen a la empresa que fundaron y ayudaron a convertir en lo que es hoy. Kushner ha añadido que OpenAI tiene el potencial de ser una de las empresas más importantes en la historia de la informática y que Altman y Brockman poseen un profundo compromiso con la integridad de la empresa y una capacidad incomparable para inspirar y liderar.

¿Qué significa esto para el futuro de OpenAI y ChatGPT?

El retorno de Altman y Brockman a OpenAI con una nueva junta directiva supone un cambio importante en la gobernabilidad y la dirección de la empresa. Se espera que con este movimiento se recupere la confianza y la estabilidad en el equipo de OpenAI, que se había visto afectado por la salida de sus líderes. También se espera que con este movimiento se refuerce la misión y la visión de OpenAI, que busca crear una inteligencia artificial general que beneficie a toda la humanidad, sin dejar a nadie atrás, y que sea alineada con los valores humanos. Se espera que la nueva junta directiva aporte su experiencia, su conocimiento y su prestigio al proyecto de OpenAI, y que supervise y oriente el desarrollo y la difusión de sus tecnologías.

En cuanto a ChatGPT, se espera que siga siendo uno de los proyectos estrella de OpenAI, y que siga evolucionando y mejorando sus capacidades y sus funcionalidades. ChatGPT ha demostrado ser un sistema de chat muy avanzado, capaz de mantener conversaciones fluidas, coherentes y naturales con los usuarios, sobre diversos temas, y de ofrecerles servicios de búsqueda, creación y ayuda con el contenido. ChatGPT ha revolucionado el mundo de la comunicación y la generación de contenidos, y se espera que siga haciéndolo con el apoyo de Microsoft y de la nueva junta directiva de OpenAI.

¿Qué es OpenAI y ChatGPT?

OpenAI es una organización sin ánimo de lucro fundada en 2015 por un grupo de emprendedores e inversores de Silicon Valley, entre los que se encontraban Sam Altman, Elon Musk, Peter Thiel o Reid Hoffman. Su misión es crear una inteligencia artificial general (AGI) que beneficie a toda la humanidad, sin dejar a nadie atrás, y que sea alineada con los valores humanos. Para ello, OpenAI desarrolla y difunde tecnologías de inteligencia artificial de vanguardia, como GPT-4, ChatGPT o DALL-E, que son capaces de generar textos, imágenes, sonidos o vídeos a partir de una entrada de lenguaje natural.

ChatGPT es uno de los proyectos más populares y revolucionarios de OpenAI. Se trata de un sistema de chat basado en el modelo de lenguaje por inteligencia artificial GPT-3.5, que tiene 175.000 millones de parámetros y que ha sido entrenado con una gran cantidad de datos de Internet. ChatGPT es capaz de mantener conversaciones fluidas, coherentes y naturales con los usuarios, sobre diversos temas, como noticias, deportes, ciencia, arte, cultura, etc. Además, ChatGPT puede buscar información en la web, crear contenido imaginativo e innovador, como poemas, historias, código, ensayos, canciones, parodias de celebridades y más, y ayudar a los usuarios con la escritura, la reescritura, la mejora o la optimización de su contenido.

Nueva vuelta de tuerca en el lío de OpenAI: ¡Sam Altman regresa como consejero delegado...